Facturación electrónica en Paraguay: BICSA es el nuevo facturador electrónico

Facturación electrónica en Paraguay: BICSA es el nuevo facturador electrónico

Por Osmar López

A diario dentro del entorno contable, escuchamos muchas veces que los clientes/contribuyentes, confunden la terminología o el significado de las facturas auto-impresoras con las facturas electrónicas. Por esto, es muy importante que entendamos el significado de cada uno.

Factura auto impresora:

Es aquel comprobante emitido por aquellos contribuyentes que solicitaron la autorización a la administración competente, SET[1], para realizar la auto impresión de sus documentos (Facturas, Nota de crédito, Nota de débito, Autofacturas, Nota de remisión y otros) mediante la utilización de sistemas informáticos, es decir, elimina casi completamente de la ecuación a las facturas impresas.

Remontándonos a la Resolución 364/94 al origen del nacimiento de esta modalidad y su posterior reglamentación mediante el Decreto N° 6539/05, mediante la RG 27/19, se da un mayor detalle a las condiciones para dar de alta esta obligación/modalidad de facturación y es aquí donde encontramos el por qué no tiene la misma validez enviar esta factura auto impresa escaneada para que el cliente lo imprima, pues debe cumplir con 3 aspectos muy importantes, tal como lo dicta en la reglamentación:

  1. Estabilidad de la imagen: cumplir con los estándares de descripción de los tipos de papeles aprobados y el % de resistencia de estos.
  2. Durabilidad de la imagen: el contribuyente emisor deberá solicitar al proveedor del papel térmico un informe o dictamen técnico que garantizará la durabilidad mínima de 5 años de la imagen impresa en el papel térmico.
  3. Dato impreso: a fin de garantizar el resguardo por el plazo de prescripción que establece la Ley por parte del contribuyente (5 años).

Pero ¿por qué no elimina completamente de la ecuación a las imprentas?

Pues el Art. 2 de la RG 27/19 dicta lo siguiente “La factura impresa y expedida de conformidad a las condiciones señaladas en la presente resolución será válida como sustento del crédito fiscal del IVA[2], así como para el respaldo de egresos en los impuestos a las rentas, siempre y cuando cumpla con los demás requisitos establecidos en el Decreto N° 6539/2005 y sus modificaciones, y las condiciones establecidas en las disposiciones reglamentarias de los impuestos administrados por la SET”.

Es decir, dentro de esta extensa reglamentación y su posterior modificación indican que en caso de que falle el sistema de facturación auto impresora, el contribuyente o emisor está obligado a emitir facturas preimpresas o “manuales” a sus clientes, en manera de contingencia.

Factura Electrónica:

La Ley N° 4868/2013 la define de la siguiente manera “Es un comprobante electrónico, tiene el formato XML con las definiciones legales e infra legales, después de ser validado de acuerdo con las reglas fue aprobado y en consecuencia posee validez jurídica para todos los fines (tributario, comercial y financiero).”

Está firmada digitalmente por el emisor, lo que garantiza autoría e integridad y es validado y autorizado por la SET – Ley N° 4017/2010

Cabe mencionar que la facturación electrónica se divide en etapas:

  • Plan Piloto: arrancó con 14 empresas que de manera voluntaria se adhirieron al plan e iniciaron sus respectivos desarrollos en marzo del 2018. Para octubre del 2018 se dio un hecho histórico para este plan piloto, se logró la primera emisión de facturas electrónicas, aprobadas y validadas por la SIFEN[3].
  • Voluntariedad controlada: en el tramo de esta etapa a inicios del 2019 se abrió la postulación para la adhesión de 100 empresas, pero debido a su gran atractivo, supero ampliamente las expectativas del SIFEN, de las cuales 158 empresas reafirmaron su compromiso de continuar con este proyecto.
  • Obligatoriedad: actualmente esta etapa aún no está abierta, pero los que deseen hacerla ya podrán iniciarla a partir del 01 de abril del 2022.

La gran ventaja de este programa es la cantidad de comprobantes o documentos que pueden ser emitidos electrónicamente, de los cuales los 5 primeros están dentro de las pruebas obligatorias:

  • Factura electrónica
  • Auto factura electrónica
  • Nota de crédito electrónica
  • Nota de débito electrónica
  • Nota de remisión electrónica
  • Factura electrónica de exportación
  • Factura electrónica de importación

Además, la implementación de esta nueva modalidad de facturación, impacta directamente en los contribuyentes, en la SET, al medio ambiente y a toda la sociedad.

Para los contribuyentes

  • Ganan mayor agilidad a través de la casi automatización de los procesos contables, ya que estas facturas llegan directamente al correo del cliente y él mismo estaría derivando estas facturas a sus respectivos contadores o en caso de empresas, a su departamento de contabilidad.
  • Reducen costos de impresión, distribución de comprobantes, almacenamiento, adquisición de papel y los costos indirectos.
  • Durante la emisión de comprobantes, según estimaciones de la SIFEN se ahorrarían entre 30% y 75% en promedio por cada factura emitida y el receptor o cliente aumenta su ahorro entre el 40% y 80% en costos de impresión en papel.
  • Además de otros ahorros en la logística general como almacenamiento y servicios de courier o envió.

Para la sociedad y el medio ambiente

  • Reafirma el compromiso con el cuidado y protección del medio ambiente, reduciendo un gran volumen de consumo de papel.
  • Fortalece relaciones electrónicas entre aliados comerciales y favorece una integración tecnológica con los reguladores a nivel nacional.
  • Realza la competitividad de la empresa ya que se apoya en la tecnología para realizar procesos más ágiles en beneficio de sus clientes.
  • Mejora la imagen del país mediante el uso de nuevas tecnologías.

 

BICSA es el nuevo facturador electrónico

Como empresa de raíces paraguayas con énfasis en tecnología financiera (FINTECH) tenemos la cultura de trabajar la innovación por medio de la tecnología en todos nuestros procesos, no sólo en los servicios brindados sino también en los procesos internos administrativos/contables.

Comprometidos con la innovación y el cuidado del medio ambiente, BICSA se adhiere al programa de Voluntariedad Controlada de la SET, e inicia el proceso en ambientes de pruebas hasta que por fin el 9 de agosto oficialmente entra en producción y comienza a emitir sus KuDE[4] de facturas electrónicas.

De esta forma, nuestros clientes se benefician de una mayor comodidad ya que la entrega de las facturas es por correo electrónico y se les notifica de manera rápida y segura, al mismo tiempo, es aprobado y validado por el SIFEN y la SET evitando la impresión en formato papel y los tiempos de espera en la distribución de las facturas vía courier.

Para finalizar, se debe tener en cuenta que implementar el proceso de facturación electrónica en sí no es muy complejo, pero si no se atienden las buenas prácticas y no se elige el aliado tecnológico correcto para el desarrollo de esta genial herramienta a mediano/largo plazo se puede convertir en un verdadero dolor de cabeza.

 

[1] SET: Subsecretaría de Estado de Tributación
[2] IVA: Impuesto al Valor Agregado
[3] SIFEN: Sistema Integrado de Facturación Electrónica Nacional
[4] KuDE: Kuatia Documento Electrónico
Cerrar menú